¡Empieza la temporada!

DSC_6568

Ya se sabe que septiembre es el mes con el que empezarlo todo. Aunque es cierto que, en el mundo del mushing, son infinitas las opciones que ofrece el verano de cara a mejorar aspectos que se verán en invierno, también lo es que no es hasta que las temperaturas bajan que puede empezarse con los entrenamientos de los perros o se define el calendario de carreras. Ahora recuerdo que alguien me dijo una vez que más de un musher desearía, llegada la primavera, poder desinflar a los perros, guardarlos en un armario, y no volverlos a sacar hasta que llegara otoño. Deben ser los mismos que no tienen en sus kennels ejemplares de más de siete u ocho años, pero esta es otra historia.

Con la vuelta a los caminos, se nota -más bien se debería notar- una vuelta a la vida en la blogosfera mushing (sí, esos cuatro blogs apenas actualizados que sobreviven a falta de otro medio a través del que pueda informarse el espectador, más allá de redes sociales como Facebook y su inmediatez). Suerte tiene la blogosfera mushing peninsular del blog del club Mushing Monegros, que lleva tiempo ofreciendo actualizaciones periódicas más que útiles. A un directorio de rutas y entradas acerca de otras carreras del club, se suman próximas entradas enfocadas a la preparación de la próxima Travesía de los Monegros con Perros de Tiro (y ya van 23 ediciones!!), a cargo del Berrikan Team. Sacris, Bego, sus once perros y su experiencia en LD orientarán en la preparación de esta edición Non-Stop. Si sumamos los DIY del equipo TrogloMushing -otro de los pocos en la blogosfera mushing peninsular que se mantiene activo-, no habrá camino que se nos resista. El blog DOGSPORT, del veterinario Antonio Parra, estuvo bastante activo durante la pasada temporada; esperamos que lo siga estando también en esta que empieza.

¿Y qué más espera esta temporada? Para la MD, por tercer año encontramos el Circuito Estatal de Media Distancia. Las fechas de las carreras han aparecido ya y la web volverá a estar pronto en activo. Por el momento, estas son las diez carreras que integrarán el circuito.

  • 1 y 2 de noviembre -Fuentes Claras
  • 8 y 9 de noviembre -Burgos
  • 22 y 23 ó 29 y 30 de noviembre -La Pobla de Cèrvoles
  • 6,7 y 8 de diciembre -Monegros
  • 10 y 11 de enero -Los Arcos
  • 24 y 25 de enero -Tabuenca
  • 11, 12, 13, 14 y 15 de febrero -Soria Unlimited
  • 21 y 22 de febrero -Canal de Castilla
  • 7 y 8 de marzo -Riveira Activa
  • 21 y 22 de marzo -Alfamen
  • 4 y 5 de abril -Entrega de premios en Somosierra

El panorama internacional se presenta especialmente interesante: hace tres horas se han abierto las inscripciones de la Finnmarksløpet (también hoy mismo las de la XXIII Travesía de Los Monegros con Perros de Tiro), Dominique Grandjean anunciaba hace unas semanas que la Alpirod no se celebrará finalmente (una lástima que no haya vuelta de esa carrera, por si no estuviera suficientemente maltrecho el calendario al sur de Europa) y al otro lado del charco la Iditarod y la Yukon Quest prometen con las entradas que hemos conocido recientemente… aunque no siempre prometan algo bueno.

Por un lado, Lance Mackey correrá la Iditarod, una sorpresa para quienes lo esperábamos de vuelta al ruedo en 2016 como mínimo, si es que se producía esa vuelta. El hombre se muestra optimista, de vez en cuando manda mensajes claritos-pero-bien-claritos a su ex (quién sabe a cuál de todas) mediante Facebook, abusa bastante de los mensajes facilones de autoayuda en forma de letras bonitas y confiemos en que el documental sobre su vida estará listo a finales de este año. Aprovecho para recordar un post que escribí aquí a raíz de un artículo de obligada lectura en la revista Outside Online“I am gonna die on the sled, with a smile on my face”, afirmaba Mackey con el anuncio de su participación en la Iditarod.

Mackey no tiene el rostro hinchado y cosido a trozos de los boxeadores que aun sin ser viejos llevan inscritos en cada arruga golpes y derrotas; el suyo, enjuto, revela que las hostias que le ha dado la vida han sido otras. La mirada, eso sí, recuerda a la de aquellos que vuelven al cuadrilátero en un último intento por recuperar un tiempo pasado que fue mejor: el tiempo pasado en el que fue EL MEJOR. Ocurre -y esto lo hemos visto con resultados estrepitosos más de una vez- en cualquier deporte; la ridícula, patética imagen de quien empeñado en mantener la leyenda -como si Mackey no lo fuera ya-, o acuciado por las deudas o qué sé yo, vuelve a escena: sube de nuevo al trineo. Cuando hace unos meses su delicado estado de salud -y el de sus finanzas- saltaba a las páginas de los periódicos de Alaska, se intuía un próximo golpe de efecto, coincidiendo, también, con el estreno a finales de este año de THE GREAT ALONE, el documental inspirado en la ascensión a los cielos y posterior caída, caídas, de Mackey. ¿Una vuelta del héroe cansado entre fuegos de artificio que no acaban de explotar? Algunos lo poníamos en duda… pero bueno, Mackey correrá la Iditarod este 2015. Los LanceMackeyistas de pro miramos entre escépticos e ilusionados al hombre con la enfermedad escrita en la cara, las sempiternas botas, camisas de cuadros, tejanos y gorra. Desde que los dioses abandonaron su kennel una no puede evitar sentir, también, una pequeña punzada de culpa: ese haber perdido la fe acompañado de… sí, algo de temor al ridículo ajeno, al suyo. Si de algo sirvió el declive de Mackey fue para que fijáramos la vista en otros ídolos con pies de barro y pelos de perro en las suelas: otras maneras de proceder con los perros, una mayor sensatez en la gestión de los kennels, algo menos de romanticismo, también, por otro lado necesario. Yo, a pesar, de todo, ahí sigo teniendo a Mackey, en mi altarcito particular. Y ya veremos.

Entre esas cosas que no prometen nada bueno, el también reciente anuncio de Nicolas Vanier para la Yukon Quest.  Después del escándalo de este verano tras el cierre del Camp Nicolas Vanier en Vercors (unas cuantas decenas de perros ahora en manos de protectoras buscando adopción), lo último que podíamos esperar es que el tipo fuera a correr la Yukon Quest. En fin, veremos de dónde ha sacado a los perros esta vez o si tendrá la decencia de largarse a Alaska al menos un mes antes de la carrera… y veremos qué hace después. Me cuesta de entender cómo personajes con semejante historial a las espaldas no están vetados en carreras. El prestigio que este señor tiene por sus aventurillas o su película El último trampero (sí, la película es preciosa, sí, la película nos encanta a todos, sí) lo tiene entre el gran público, un público no especializado que ni se pregunta -ni falta que le hace-, qué ocurre con esos perros más allá del rato en el que los ven en una imagen.

Jeff King correrá la YQ, que no la corre desde hace veinticinco años. El tipo debe tener un equipo ganador… Hugh Neff no lo hará este año (no para de hablar de Europa), pero sí lo hará mi estimado y adorado Brent Sass (tengo el presentimiento de que este va a ser su año). En la Iditarod, desde el lado europeo veremos este año a la francesa Isabelle Travadon con sus huskies, o a Thomas Waerner desde Noruega… y así podría alargarme infinitamente en un post que supera la extensión habitual de cualquier post en este blog.

Un septiembre más, empieza la temporada. Nos vemos en los caminos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s