Los libros de Framheim

IMG_3996

Hace algunos años, tuve una columna semanal sobre libros en el extinto diario valenciano L’Informatiu; no buscaba hacer reseñas al uso, simplemente hablaba de los libros que esa semana me habían venido a la cabeza por unos u otros motivos, normalmente relacionados con la actualidad general, o con la mía propia. La columna se llamaba Los libros de Framheim. Framheim fue la base de la expedición de Roald Amundsen que conquistaría el Polo Sur.

Ochenta libros con temáticas para todos los gustos, esa era la pequeña pero suficiente biblioteca de Framheim, excavada bajo el hielo. Sólo ochenta libros para soportar una espera de meses, en una expedición que duraría dos años. El Fram zarpó de Oslo en junio de 1910 y no fue hasta enero de 1911 que llegó a la barrera de hielo de Ross; Amundsen y los suyos saldrían de allí en febrero de 1912 después de haber hecho historia: después de haber conquistado el Polo Sur. Framheim sirvió de campamento base a la expedición: la construcción principal era una rudimentaria cabaña de madera hecha en Noruega, montada en el jardín de casa de Amundsen, desmontada numerando con precisión cada pieza, embarcada en el Fram y, meses después, montada de nuevo sobre el hielo, en la Bahía de las Ballenas. Apenas medía 5×4 metros, pero los expedicionarios cavaron por debajo y en los alrededores túneles y cuevas que convirtieron aquello en una habitáculo relativamente cómodo, con extras como un baño de vapor o la ya citada biblioteca.

No sé qué títulos amenizarían los largos días de invierno a -50º de aquella gente. De lo que no me cabe duda es que en cualquier viaje, los libros no deben faltar. ¿Cómo no volverse loco sin compañía escrita? Y quién pudiera llevarse detrás ochenta libros. Ahora te vas por el mundo y da gracias si puedes meter cinco o seis en la maleta a costa de sacrificar el espacio y el peso destinado a otros menesteres. La elección es siempre complicada, y no hay nada peor que descubrir, a miles de kilómetros de casa, que las tropecientas páginas que te has llevado detrás no te apetece leerlas. Una putada tremenda.

Suerte de los cuadernos, también, para que la palabra escrita que te acompaña sea la tuya. Leía hace poco a Javier Cacho en La línea del horizonte: “Los tiempos en que escribir diarios estaba de moda ya pasaron y, poco a poco, esas páginas quedaron relegadas al tormentoso mundo emocional de los adolescentes y a las placenteras ensoñaciones de los enamorados”. Lo hacía al hilo de hablar del libro Diarios de la Antártida, del científico búlgaro Christo Pimpirev, de reciente publicación. ¡No puedo mostrarme más en desacuerdo con esa afirmación! He aquí una muestra: mi particular Framheim, mi cabañita (hecha en Finlandia, embarcada en un camión y vuelta a montar en el huerto en el Comtat) con sus bastantes más de ochenta libros y, en la imagen, algunos de mis cuadernos, de los que ayudan a mantener lo de dentro en orden cuando afuera reinan el caos o simplemente el tedio y el aburrimiento extremo.

10599478_248518685358741_5700506272576744095_n

Todo esto, por cierto, venía a querer decir que estrenaba la sección Los libros de Framheim en el blog, para hablar de lo escrito sobre viajes, sobre perros, sobre mares más o menos congelados y todas esas cosas; supongo que habrá lugar, también para alguna película. El link a esta sección hasta ahora vacía llevaba en el menú lateral desde la creación de este blog, porque la intención existía, pero ha tenido que ser hoy, una mañana horrorosa en esta isla (si no fuera porque los he visto, pocas veces pero los he visto, juraría que no existen días de buen tiempo aquí), a 71ºN, cuando por fin me he decidido a estrenarla. Nos vemos en los caminos, pero en los libros también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s