Mamá quiero ser conductor…de trineo

IMG_0150

Puede que vieras aquel programa que Al Filo de lo Imposible dedicó a la Iditarod. O que año tras año hayas seguido las retransmisiones de la Pirena. Que hayas leído a Jack London o que una tarde de verano a la hora de la siesta pillaras de casualidad El último trampero y te quedaras viéndola a pesar de los cortes publicitarios. Puede que un día pensaras joder, cómo me gustaría atravesar esos bosques nevados subido a un trineo. Bienvenido al club, a mí me pasó lo mismo hace unos años y me cambió la vida. ¿Cómo se hace? Aquí tienes algunos consejos para no acabar tirado en una cuneta a casi treinta grados bajo cero a las dos de la mañana.

(un post pendiente desde hace meses a raíz de ESTA NOTICIA)

Centrémonos: no voy a hablar de cómo iniciarte en el deporte del mushing. ¿Tienes un perro, te gusta correr, tienes una bicicleta? Empezar es así de sencillo, pero eso lo dejo para otro día. Imagina que no tienes perro, o que no tienes TANTOS perros, o que sencillamente no quieres encadenarte de por vida a esto. Quieres, además, nieve y frío y toda la parafernalia. ¿Tienes dinero? ¿De cuánto tiempo dispones? Si de lo primero vas sobrado y limitado de lo segundo, móntate unas vacaciones en el norte. Por una módica cantidad que oscilará entre los 1.500 y los 5.000 euros, puedes elegir salidas de entre tres y quince días de vacaciones helándote el culo, entre montañas o entre bosques, sobre un mar helado o sobre tierra firme, durmiendo en cabañas o en tiendas de campaña, etcétera etcétera. Creo que debería escribir otro post acerca de cómo elegir unas “vacaciones con perros de trineo”, cómo garantizarte que la empresa que eliges cumple con unos mínimos éticos y no les pega un tiro a los perros que cojean a la primera de cambio o cómo evitar que te gastes un pastón por paseítos al lado de una carretera transitada. Sí, escribiré ese post en otro momento.

Pongamos que no tienes dinero pero tienes todo el tiempo del mundo. Puedes subir al norte a TRABAJAR. Bienvenido al agradable, reconfortante y superbién pagado curro de handler en kennels turísticos o de competición, de futuro guía de excursiones en trineo. Veamos cómo evitar que pierdas un dedo o que al menos te llegue para el billete de avión de vuelta en abril, cuando los mosquitos inunden Laponia y los turistas desaparezcan.

IMG_9897

¿Dónde?

No sé cómo de distinta será la cosa en Canadá o Alaska, pero supongo que no diferirá mucho. En Europa, las opciones más idílicas son Noruega, Suecia y Finlandia. Laponia se parece bastante estés en un país o en otro. En otro tipo de curros, las diferencias de sueldo son notables, sobre todo entre Noruega y Finlandia, pero olvídate ahora de que esto se rija por las mismas leyes.

¿Ventajas de Noruega? Una tradición mucho más larga en el deporte de los perros de trineo, carreras a las que acudir aunque sea como espectador y muchísimos mushers de larga distancia (una cosa que en Finlandia a veces parece que no existe, no tienes más que mirar cuántos fineses hay inscritos en, por ejemplo, la Finnmarksløpet). ¿Ventajas de Suecia? Una Laponia mucho más salvaje y deshabitada, mucho más auténtica; menos empresas dedicadas al tema y en general kennels reducidos. ¿Ventajas de Finlandia? Decenas y decenas de empresas a las que echar el currículum, paisajes de bosque preciosos y un montón de bares y hoteles en los que siempre puedes acabar trabajando por un sueldo normal cuando te hartes de recoger mierda. La Laponia finlandesa es un puto parque temático, aunque sigue habiendo lugares verdaderamente salvajes en los que no encontrarte con nadie. Y además, hacer la compra es muchísimo más barato que en Noruega.

¿Tienes experiencia?

Si tienes experiencia anterior como guía con perros de trineo, por mínima que sea, puedes intentar optar directamente a ese puesto. También ganas puntos con algún tipo de formación relacionada con la montaña o las actividades al aire libre. Puede que así entres directamente a trabajar, tengas un sueldo normal y todo sea bonito. Pero pongamos que no tienes nada y tu experiencia con perros se limita al yorkshire de la familia y sólo has visto la nieve en el viaje de fin de curso a esquiar a Sierra Nevada. No pasa nada, te van a coger igual como aprendiz, sólo has de demostrar un poco de entusiasmo en tu carta de presentación. No hay requisitos especiales ni titulaciones exigidas, ni siquiera te van a pedir un mínimo curso de primeros auxilios para que sepas cómo proceder el día que uno de tus clientes se mete un hachazo en el pie tratando de ayudar cortando leña.

La mayoría de empresas de este tipo, dedicadas a las excursiones más o menos largas con perros de trineo, lo que harán es cogerte como handler o ayudante. Si tienes suerte te pagarán una miseria, si no, te pagarán nada pero al menos te darán alojamiento y comidas a cambio. Recuerda que estás aprendiendo. Puede que después te quedes trabajando para ellos y entonces ya, sí, cobrarás justamente. Dependerá de la empresa, de las aptitudes que demuestres o de cómo está el mercado, que tardes más o menos en llegar a la ansiada posición de guía. Cada empresa es un mundo, y el tamaño de la empresa también hace que varíe mucho el proceder: hay kennels de menos de cincuenta perros y kennels de más de quinientos. Hay sitios que sólo ofrecen excursiones en trineo y otros que son centros completísimos con cabañas/hotel, el kennel cerca, motos de nieve, raquetas, pesca en hielo, trineo de renos… todo lo que puedas imaginar. Después está la opción de los kennels no turísticos, de mushers dedicados al mundo de la competición únicamente. Lo cierto es que muchos kennels turísticos son de algún musher que participa en carreras, de la misma manera que muchísimos mushers que compiten en primera línea acaban ofreciendo excursiones porque es la forma más fácil de financiarse.

IMG_3430

Si lo que tienes por encima de todo son ganas de aprender, recomiendo la estancia como handler en el kennel de un musher de primera línea. Hay quienes pagan un pequeño salario, otros sólo ofrecen casa y comida… ocurre a veces que además de entrenándoles a los perros también les acabas recogiendo a los niños del colegio, pero en mi opinión, si no te toca un hijoputa por jefe, es la mejor manera de aprender. Además, gracias a esto de Internet, a día de hoy no te costará recabar opiniones favorables o desfavorables de otros que hayan pasado por donde pretendes pasar tú y que puedan advertirte de lo que te vas a encontrar antes de que cojas el avión dirección norte. En un kennel turístico, lo de tu aprendizaje es algo secundario: trabajas con unos clientes que pagan un pastón que tú no verás, hay unos ingresos mínimos que lograr, etcétera.

¿Cómo meterte ahí?

Pues ahora mismo no es buena época, pero aún estás a tiempo. La temporada de curro empieza en diciembre con las primeras nieves, hasta abril. La mayoría de sitios contratan a la gente hacia mitad verano (hay que hacer leña, almacenar comida, construir-reconstruir casetas…principios de verano es el mejor momento para enviar solicitudes), y dependiendo de las temperaturas los entrenamientos empiezan a finales de agosto-septiembre. Lo único que tienes que hacer es empezar a mandar currículums con una buena carta de presentación, tanto si lo haces a un kennel turístico como si lo haces a algún musher del ámbito de la competición. Lo importante es que te asegures antes de adónde mandas tus solicitudes; como ya he dicho, con tanta información como puede uno encontrar ahora en la red, no te costará conocer opiniones de antemano acerca del lugar al que pretendes ir. Es mejor asegurarse –lo digo por experiencia-; yo acabé congeladita y otros salen por patas de los sitios porque se les trata peor que a los perros.

Para no llevarte sorpresas de última hora, es importante que en los emails previos que intercambies antes de tu partida, te quede muy claro cuáles van a ser tus tareas, si existe un máximo de horas que puedas trabajar, si te van a ofrecer o no alojamiento y manutención gratuitas… y si puedes, aunque no siempre será posible, firma antes el contrato. Después de leerlo bien, claro está.

Otros detalles

Esto es mi opinión personal y quizá tú tengas otra. Quizá mis mínimos son los máximos de otros por lo que respecta a bienestar animal, y allá cada cual con su conciencia. Antes de que el pasado febrero me viera en la situación que me vi (tirada en una carretera y blablablá), ya había decidido que no quería volver a trabajar con perros de tiro de esa manera. En años anteriores había trabajado en dos kennels distintos además de haber visitado unos cuantos más; he conocido de cerca y de lejos a gente que se dedica a esto, he hecho buenos amigos que siguen en el negocio dando a los perros a su cargo lo máximo que pueden darles y también he visto verdaderas salvajadas. El kennel en el que más tiempo he estado trabajando atesora una fama casi excelente en lo que respecta al trato con los perros, y vale que a ningún animal allí se le pegará un tiro porque ya no funciona, pero para mí también es una forma de abuso que atiborres a Rimadyl a perros con lesiones para que puedan seguir trabajando o que cada temporada mueran unos cuantos perros por peleas porque has dejado cuarenta animales al cargo de un chaval recién llegado de Berlín dispuesto a vivir la gran aventura de su vida, cuando el chaval no sabe ni coger una pala.

IMG_3468

IMG_3436

Trabajar con perros en las condiciones en las que se trabaja en invierno en Laponia requiere de pasión, mucha pasión, porque si no no hay manera de aguantar según qué cosas. No son sólo las agotadoras jornadas o el frío, el trabajo físico… también hay una parte mental muy desagradable. No había visto nunca engancharse dos perros con tanta violencia hasta que llegué a Laponia. Tampoco había visto nunca perros extenuados por el esfuerzo en una carrera hasta que llegué a Laponia. Son cosas a tener en cuenta y que no vas a poder evitar aunque te esfuerces en buscar un lugar de trabajo en el que tengas la certeza de que los perros están como dioses.

Aun así, y a pesar de lo que ahora digo, tampoco puedo obviar que todo el tiempo pasado trabajando con perros de trineo en Laponia ha sido del mejor tiempo que he pasado en mi vida, que las cosas que he aprendido, la gente a la que he conocido y muchos de los momentos –tanto buenos como malos- que me ha tocado tragarme, no los voy a olvidar nunca.

IMG_0517

Anuncios

Un pensamiento en “Mamá quiero ser conductor…de trineo

  1. Muchas gracias por escribir estos artículos tan verdaderos. Y aunque agradezco tu sinceridad y realidad, no puedo evitar encogerme un poco. No digo que no lo cuentes, nooo, digo que la verdad de este mundillo, este deporte, esta forma de vivir, duele.
    Supongo que seré un ingenuo, pero me cuesta reconocer la cara oscura de una cosa que me encanta. Realmente, como bien decías, no entiendo esto como un deporte al uso, realmente los deportistas y los que demuestras su superioridad sobre nosotros son los perros. Me da pena que mucha gente se escude detrás de sus perros para llamarse deportista, yo no entiendo el deporte así. Si quieres demostrar algo, sudas la camiseta. Esto es algo mas, es una mezcla de entrenador, educador, amante de la naturaleza, magia, locura, etc. Aunque es cierto que para cruzar Alaska hay que ser duro de mente, eso si.
    Por eso me cuesta entender que gente que pasa largas horas, hablando consigo mismo, tengan la conciencia tranquila y no se vuelvan mas locos, por no ser fieles a la ética y hacer lo que hacen con los perros.
    Hay todavía gente autentica en este deporte? Gente que priorice la vida de sus perros sobre el mismo, incluso? Que sean consecuentes con esto desde el principio hasta el final?
    Sigo con las preguntas…(no te lo tomes como un ataque o un interrogatorio, please, solo que creo que aquí y contigo es con quien debatir esto (por tus conocimientos)): Hay pues, que asumir que la gente que ya tiene varios perros y que quiere viajar y competir, hacen practicas “feas” solo por seguir adelante con estas historias? Hay que aceptarlo por que también soñamos con esos viajes? Aunque los que lo hacen, sea gente cercana, hay que asumir estas practicas?.
    Yo no puedo, no. En mi caso la competición no maraca mis ritmos de vida ni de decisiones. No tengo que quedar bien con nadie, solo conmigo mismo. Por que duermo con mi conciencia. Creo que con la edad me he vuelto menos tolerante con estas mierdas. Salvo a Seppala, a que musher le van a dedicar una calle? y en este país? Aunque seas campeón de Europa tropecientasmil veces, le van a poner tu nombre a la plaza del pueblo?. No se….
    Hay cosas que nunca entenderé. No se si hay mas gente a quien esto le ronda la cabeza, quizás ya se ve como normal!?.
    Por ello si alguna vez te surge , además de los grandes artículos con lo que cuentas (gracias!!), arroja un poquito de luz y esperanza sobre este mundillo. Señala a quien si hace las cosas bien y como y sigue denunciando y con nombres a quién es un hijo de p…. Tan solo por apartar la paja del grano y así a ignorantes como yo, con 4 perros y con sueños de viajar y descubrir con ellos, no se nos quiten las ganas de avanzar y demostrar que haciéndolo bien, también se puede.
    Muchas gracias por todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s