¿Un verano en Alaska?

Mucho me temo que no será el mío, que casi con toda seguridad volverá a ser en el norte de Europa, pero podría ser el tuyo, ¿por qué no? En el post anterior hablé de cómo buscar trabajo en un kennel, y ayer la musher  Zoya DeNure puso a tiro un ejemplo clarísimo: dijo en su Facebook que estaba empezando a recibir solicitudes para la posición de handler… ¡para el próximo verano! Seguir a tus mushers favoritos en redes sociales (la mayoría tienen páginas en Facebook) es una buena manera no sólo de estar informado acerca de su trayectoria, sino también de saber si buscan handlers.

Durante todo este verano, no han sido pocos los anuncios de mushers -de los mejores del mundo- que he visto en Facebook a la búsqueda de handler. Aunque todos eran para la temporada de invierno, la oportunidad que ofrece Zoya DeNure es también una buena ocasión: tareas como handler en un kennel de cuarenta perros…. además de echar una mano en las cuatro cabañas que tiene en alquiler para turistas. El sueldo normal no está ni se le espera (algún día alguien debería tomarse un poco más en serio eso y alzar los rastrillos y las palas o bombardear con mierda de perro algo…mientras tanto…), pero menos da una piedra. Esta es la foto con la que Zoya DeNure acompañana el anuncio en Facebook. No es especialmente atractiva, pero probablemente a estas alturas ya te habrás dado cuenta de que el diseño, cuidar las imágenes, etcétera. no es algo que se lleva especialmente en esto del mushing. No tienes más que entrar a Sled Dog Central, la principal página sobre mushing de todo el mundo; diría que desde el 97 no han cambiado nada en su apariencia.

En fin… ¿un verano en Alaska? ¿Por qué no?

La web de Zoya DeNure

El blog de Zoya DeNure

La página en Facebook de Zoya DeNure

Y aquí, un interesante artículo sobre cómo Zoya dejó las pasarelas y acabó en el mushing, cómo trabajan ella y su marido con los perros, la enorme tarea que llevan a cabo rescatando y rehabilitando perros que son deshechos de otros kennels o la historia de que vivió con Miller, uno de sus perros, en la Iditarod de 2011. Aquel año no fueron pocas las críticas hacia ella porque se dio la vuelta hacia el checkpoint anterior con el perro medio muerto en el saco del trineo (sí, aunque lo veas una salvajada, lo “normal” hubiera sido que continuara con el perro tieso en el saco hasta el siguiente checkpoint para dejarlo y haber acabado la carrera, o que el perro medio vivo se hubiera quedado con los veterinarios y ella hubiera seguido). Lo normal, cuando un perro enferma/se lesiona o incluso muere durante una carrera, es que (si no hay indicios de que ha habido una negligencia por parte del musher) el musher pueda seguir corriendo sin más.

10689918_682532698481994_2380374267492637949_n

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s