Lo que fue… y lo que vendrá en 2015

IMG_2667

Empecé el año sin más compañía que la de Lonchas allá en el paralelo 71. Estaba en Honningsvag sin uvas y sin cava pero feliz. Enero pasó rápido, la mitad allí, la otra mitad aquí… haciendo de nuevo la maleta. En febrero volví a Noruega, conduje (un viaje horroroso de más de mil kilómetros) hasta Finlandia a través de Suecia en compañía del musher para el que había ido a trabajar y sus perros… y en Finlandia, en la carretera entre Hetta y Sirkka a las tantas de la mañana y a -27º… el tipo me echó de la furgoneta y allá que me vi arrastrando a oscuras mi equipaje hasta que llegué a Hetta.

IMG_3589

Por suerte, antes habíamos podido entrenar con los perros en la zona de Tynset, y además volver a Kittilä siempre me trae buenos recuerdos. Aunque sea para dormir en la cabaña de unos rusos por intercesión de la directora del Hetta Hotel, que me salvó el culo y de qué manera.

IMG_3498

Marzo pasó tranquilo para salir el primer día de abril a Noruega otra vez: abril y mayo los pasé trabajando en Turtagro, después de haber hecho allí mi última temporada en 2010. Aunque faltaban muchos compañeros y amigos con los que había compartido otras temporadas, tres años y medio sin haber pisado aquellas montañas eran demasiados.

IMG_4020

Desde finales de mayo hasta finales de agosto, el verano pasó rápido y lleno de perros, los míos y los de otros. Un montón de perrines pasaron las vacaciones de sus dueños en casa o viajé para cuidarlos. No sé cuántas veces lo habré dicho, pero sigo sin encontrar nada mejor que hacer que pasar el mayor tiempo posible con perrines, sean como sean: más grandes o más pequeños, más tontines o más listos, más malotes o más buenaspersonas. Incluso si me paro a pensar en el trabajo en kennels, antes que en estar sobre el trineo, me quedo con todo el tiempo pasado en el kennel mismo, jugando con los perros o viéndolos jugar, dándoles de comer, dándoles mimos, mirándoles las patitas, dándoles más mimos…ais.

IMG_4859

IMG_4914

IMG_5357 IMG_5479

A finales de agosto, volví a Honningsvag a reencontrarme con Lonchas, y compartimos la isla de Mageroya hasta principios de octubre. Fueron unas semanas geniales con el peludo, geniales.

10616276_253636948180248_3940109986689141485_nDesde que volví de Honningsvag hasta ahora, el tiempo ha pasado rápido. Siempre con perros (exceptuando un viaje a Lisboa el pasado fin de semana, primer viaje que hago en años en el que no hay perros de por medio). Escapadas aquí o a allá, carreras, planes, sueños cumplidos en papel de los que vendrán más en 2015… y ahora, días tranquilos hasta final de año para tomar decisiones en cuanto empiece 2015. Volver a Laponia aparece, una vez más, como la opción más probable, aunque aún no sé de qué manera ni en qué momento (si todo va bien, a partir de marzo; si todo no va tan bien, en enero mismo). De 2015 no espero nada especial, si acaso desearía lo mismo que mucha otra gente (más trabajo), pero me conformaré con poder seguir haciendo lo que más me gusta hacer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s