Mamá quiero ser conductor…de trineo

IMG_0150

Puede que vieras aquel programa que Al Filo de lo Imposible dedicó a la Iditarod. O que año tras año hayas seguido las retransmisiones de la Pirena. Que hayas leído a Jack London o que una tarde de verano a la hora de la siesta pillaras de casualidad El último trampero y te quedaras viéndola a pesar de los cortes publicitarios. Puede que un día pensaras joder, cómo me gustaría atravesar esos bosques nevados subido a un trineo. Bienvenido al club, a mí me pasó lo mismo hace unos años y me cambió la vida. ¿Cómo se hace? Aquí tienes algunos consejos para no acabar tirado en una cuneta a casi treinta grados bajo cero a las dos de la mañana.

Sigue leyendo

El tiempo…

IMG_3419

… que vuela, demasiado rápido. Tras dos semanas liadísima en que me hubiera gustado hablar de varias cosas por aquí, todo queda en algo parecido a una promesa de hacerlo más adelante, quizá durante este mes si las conexiones lo permiten. Porque apuntas hacer esto o aquello, ver a tal o cual persona, cervezas antes del día X por cojones y sin falta… y el día X llega sin que te des cuenta, y cuando lo haces estás despidiendo a alguien apresuradamente, escuchándole decir que seis semanas pasan enseguida, acariciándole la cabeza al gato y conduciendo por encima de lo legal más de 200 kilómetros para llegar justa al aeropuerto con once kilos de equipaje a la espalda y la certeza de que has olvidado cosas importantes para pasar seis semanas en Laponia. Y sí, ahora, un día después de aterrizar, la certeza se constata al abrir la mochila en una habitación de hotel en el aeropuerto de Oslo.

Sigue leyendo

Gilles Elkaim y demás historias para no dormir

img_0120_0

Foto: Julia G.

La noticia saltaba a la palestra la pasada semana en el semanario francés Le Nouvel Observateur. Júlia, una joven española, decidía marcharse del campamento Arktika, propiedad del explorador francés Gilles Elkaim en Ivalo (Laponia finlandesa), después de recibir, según ella, un trato vejatorio en unas condiciones, las de los trabajadores voluntarios en el campamento, que si no rozan la esclavitud, sí se asemejan bastante a las que imaginaríamos para uno de esos campamentos militares que acostumbramos a ver en el cine. ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Es Gilles Elkaim tan fiero como lo pintan?

Sigue leyendo

Anabel

IMG_0854
Leía recientemente en el blog de los mushers Javier Marina y Agurtzane Ibarguen un emotivo post acerca de su perra Beanie, que nueve años atrás llegó a sus vidas para cambiarlas. La obligación de un musher con sus perros no se limita al tiempo que estos le son útiles: es para toda la vida, para toda SU vida, y alegra saber que hay quienes lo tienen claro. Ese emotivo texto acerca de Beanie llegaba apenas tres días después de que conociera la muerte de Anabel, una perra con la que trabajé en la temporada 2009/2010 y a la que por fin se le reconocía su valía, entrando a formar parte del equipo de carreras del musher dueño de la empresa para la que curré. Anabel iba a correr esta temporada las carreras más destacadas del norte de Europa, entre ellas la Finnmarksløpet 1000, pero las heridas que sufrió en una pelea en el kennel acabaron con ella.