¿Dónde?

11873_212483728962237_7113285032315030360_n

Esto, lo de las fotos, es un reportaje de cinco páginas sobre la musher  Sigrid Ekran. ¿Dónde? En el número de abril de UTE, la mejor revista noruega de montaña y outdoors. ¿Por qué? Porque ese es, precisamente, el lugar que le corresponde: es en publicaciones de ese tipo donde el musher de larga distancia debería tener cabida. Hago un inciso, antes de continuar: hablo de larga distancia. No resto, para nada, valor, esfuerzo o sacrificio al sprint o la media distancia, y muchos de los argumentos que a continuación esgrimiré valen también para esas categorías. Pero me centraré especialmente en el asunto de la LD, una vez tratada la ausencia, en general, de un altavoz desde el que pueda expresarse el mushing del sur.

Sigue leyendo

¡Empieza la temporada!

DSC_6568

Ya se sabe que septiembre es el mes con el que empezarlo todo. Aunque es cierto que, en el mundo del mushing, son infinitas las opciones que ofrece el verano de cara a mejorar aspectos que se verán en invierno, también lo es que no es hasta que las temperaturas bajan que puede empezarse con los entrenamientos de los perros o se define el calendario de carreras. Ahora recuerdo que alguien me dijo una vez que más de un musher desearía, llegada la primavera, poder desinflar a los perros, guardarlos en un armario, y no volverlos a sacar hasta que llegara otoño. Deben ser los mismos que no tienen en sus kennels ejemplares de más de siete u ocho años, pero esta es otra historia.

Sigue leyendo

Los de aquí, allí

Foto: Amundsen Sleddog Race

Foto: Amundsen Sleddog Race

El pasado fin de semana tenía lugar en Strömsund (Suecia) la Amundsen Race, una carrera de media distancia de 300 kilómetros, tres puntos de control y a través de bosques, zonas pantanosas y colinas. Entre los participantes, el navarro Baltasar Gallardo y su equipo de nórdicos competían en la categoría de 12 perros, después de haber participado también este invierno en la Tobacco Trail, en la Laponia sueca. El equipo navarro consiguió un doceavo -entrando en meta con nueve perros-, puesto en su categoría, siendo los primeros dentro de los participantes con nórdicos.

Sigue leyendo

Sí, se puede

Foto: YQ. Los perros de Allen Moore en su descanso obligatorio

Foto: YQ. Los perros de Allen Moore en su descanso obligatorio

Mientras el trío en cabeza de esta Yukon Quest -Brent Sass, Allen Moore y Hugh Neff- ha llegado ya al punto de control en el que habrán de pasar 36 horas obligatorias de descanso (y menos mal, el seguimiento que el equipo de prensa nos está ofreciendo esta Yukon Quest es bestial: consiguen mantenerte pegado al Facebook y al Twitter con actualizaciones periódicas, vídeos, imágenes… sin duda la mejor cobertura que han ofrecido en años, claro que hace años no existían las redes sociales), veo en el grupo de Facebook de IRSSO  una noticia compartida por el musher Dave King y el interesante (aunque ni concluyente ni próximo siquiera a las horas de discusión que podría ofrecer) debate posterior. La noticia, aunque aparecida en un diario noruego en marzo del año pasado, resulta de plena actualidad justo en los días en que, con la Yukon Quest en Alaska, tiene lugar la Femund en Noruega.

Sigue leyendo

Anabel

IMG_0854
Leía recientemente en el blog de los mushers Javier Marina y Agurtzane Ibarguen un emotivo post acerca de su perra Beanie, que nueve años atrás llegó a sus vidas para cambiarlas. La obligación de un musher con sus perros no se limita al tiempo que estos le son útiles: es para toda la vida, para toda SU vida, y alegra saber que hay quienes lo tienen claro. Ese emotivo texto acerca de Beanie llegaba apenas tres días después de que conociera la muerte de Anabel, una perra con la que trabajé en la temporada 2009/2010 y a la que por fin se le reconocía su valía, entrando a formar parte del equipo de carreras del musher dueño de la empresa para la que curré. Anabel iba a correr esta temporada las carreras más destacadas del norte de Europa, entre ellas la Finnmarksløpet 1000, pero las heridas que sufrió en una pelea en el kennel acabaron con ella.

Hike!

aseosalta

Dejé el Ártico en mayo de 2011 después de haber vivido allí los años más intensos, más felices y plenos que puedo recordar. Podría aventurarme a decir los mejores años de mi vida, pero eso significaría reconocer que no confío en que haya algo mejor por venir… y ese no es el caso. Después vagabundeé -a pie- por Carelia durante unas semanas y vagabundeé otras semanas –en velero- por el mar Báltico. Un desafortunado accidente puso patas arriba el sueño hecho realidad en el que había convertido mi existencia, y luego fui incapaz de recuperar ese sueño; ni siquiera alcancé de nuevo el punto de partida: me quedé sin brújula y perdí el norte por completo. Sigue leyendo