Gilles Elkaim y demás historias para no dormir

img_0120_0

Foto: Julia G.

La noticia saltaba a la palestra la pasada semana en el semanario francés Le Nouvel Observateur. Júlia, una joven española, decidía marcharse del campamento Arktika, propiedad del explorador francés Gilles Elkaim en Ivalo (Laponia finlandesa), después de recibir, según ella, un trato vejatorio en unas condiciones, las de los trabajadores voluntarios en el campamento, que si no rozan la esclavitud, sí se asemejan bastante a las que imaginaríamos para uno de esos campamentos militares que acostumbramos a ver en el cine. ¿Qué hay de cierto en ello? ¿Es Gilles Elkaim tan fiero como lo pintan?

Sigue leyendo