Bravo, Grandjean

Foto: LGO

Foto: LGO

Hace un par de días nos sorprendía la noticia de que Dominique Grandjean, director de la mítica La Grande Odyssée, abandonaba la dirección de la carrera y su vinculación a esta también como jefe veterinario. Ayer, Grandjean ofrecía en su blog los porqués de este adiós; unas explicaciones que no sorprenden y en las que se reconoce, además, algo que lleva años ocurriendo en muchas carreras. Bravo por Grandjean y por la fidelidad a sí mismo. Aunque para la supervivencia de las grandes carreras sea necesario contar con el beneplácito de patrocinadores y, para bien de éstos, medios de comunicación, lo que no puede hacerse es fundamentar el recorrido, los horarios y todo lo que concierne a una carrera en cómo quedará eso en la pantalla. Del abandono de Grandjean, por cierto, ni una línea en la web de La Grande Odyssée o en sus redes sociales. Significativo, como poco.

Sigue leyendo