La Iditarod

Foto: Iditarod Trail Committee

Foto: Iditarod Trail Committee

No guardo recuerdos, no al menos exactos, relacionados con el mushing a temprana edad. Y es lógico; quizá si hubiera nacido algunos países más al norte podría haber caído en una familia que viviera rodeada de nieve y perros, pero hube de conformarme con esto último, con nacer en el campo aunque apenas nevara dos o tres veces al año, en una casa en la que los perros siempre estuvieron cerca. Decía mi abuelo a veces de atar a la traílla de sus perros de caza un carrito para que me llevaran arrastrando, como hacía el hombre que mi abuela y sus hermanas recordaban que iba vendiendo por todos los pueblos de este valle cuando ellas eran pequeñas. Años después vi la foto: se trataba de un hombre diminuto que con un atelaje similar al empleado para los caballos, enganchaba a un pobre perro considerablemente más alto que él. Aunque entre mis libros infantiles había cuentos de Jack London, adaptaciones ilustradas de La llamada de lo salvaje o de Colmillo Blanco y en ellas aparecían perros de tiro, no fue hasta una noche mientras mi hermana y yo cenábamos que vi por primera vez de qué iba aquello y soñé con hacerlo algún día.
Sigue leyendo

Nuevos enlaces

Aunque a la hora de enlazar blogs sería mucho más cómoda una lista en la que fueran apareciendo las actualizaciones cada vez que se producen (creo que pronto eso será lo que haré), en el apartado de enlaces hay también muchas páginas estáticas o que sólo se actualizan muy a la larga. Y bueno, si hablamos de blogs sobre mushing, quedan dos telediarios (poco más de un mes) para que definitivamente se silencien durante todo el verano y no vuelvan a actualizarse hasta llegado de nuevo el otoño. Antes de mostrar las nuevas incorporaciones, debo decir que hay bastantes más páginas que sigo a menudo, normalmente páginas de peña dedicada a montarse sus aventuritas por aquí y por allá, y aunque las de algunos resultan tremendamente inspiracionales, otras resultan ya cansinas, como si no hubiera nada ya por inventar y fuéramos encaminados no al más difícil todavía sino directamente al ridículo. Aquí van, más cositas interesantes:

Sigue leyendo

Sí, se puede

Foto: YQ. Los perros de Allen Moore en su descanso obligatorio

Foto: YQ. Los perros de Allen Moore en su descanso obligatorio

Mientras el trío en cabeza de esta Yukon Quest -Brent Sass, Allen Moore y Hugh Neff- ha llegado ya al punto de control en el que habrán de pasar 36 horas obligatorias de descanso (y menos mal, el seguimiento que el equipo de prensa nos está ofreciendo esta Yukon Quest es bestial: consiguen mantenerte pegado al Facebook y al Twitter con actualizaciones periódicas, vídeos, imágenes… sin duda la mejor cobertura que han ofrecido en años, claro que hace años no existían las redes sociales), veo en el grupo de Facebook de IRSSO  una noticia compartida por el musher Dave King y el interesante (aunque ni concluyente ni próximo siquiera a las horas de discusión que podría ofrecer) debate posterior. La noticia, aunque aparecida en un diario noruego en marzo del año pasado, resulta de plena actualidad justo en los días en que, con la Yukon Quest en Alaska, tiene lugar la Femund en Noruega.

Sigue leyendo