El tiempo…

IMG_3419

… que vuela, demasiado rápido. Tras dos semanas liadísima en que me hubiera gustado hablar de varias cosas por aquí, todo queda en algo parecido a una promesa de hacerlo más adelante, quizá durante este mes si las conexiones lo permiten. Porque apuntas hacer esto o aquello, ver a tal o cual persona, cervezas antes del día X por cojones y sin falta… y el día X llega sin que te des cuenta, y cuando lo haces estás despidiendo a alguien apresuradamente, escuchándole decir que seis semanas pasan enseguida, acariciándole la cabeza al gato y conduciendo por encima de lo legal más de 200 kilómetros para llegar justa al aeropuerto con once kilos de equipaje a la espalda y la certeza de que has olvidado cosas importantes para pasar seis semanas en Laponia. Y sí, ahora, un día después de aterrizar, la certeza se constata al abrir la mochila en una habitación de hotel en el aeropuerto de Oslo.

Sigue leyendo

Anuncios